Por fin, ¿es o no es una Dictadura?

Por fin, ¿es o no es una Dictadura?

En este artículo trataremos de demostrar que el régimen cubano es, desde el punto de vista legal, una dictadura y para ello utilizaremos las propias palabras del autor principal de toda esta gesta: Fidel Castro.

En su discurso en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, el 1ro de enero de 1959 Castro dijo:

“… Y los militares deben estar incondicionalmente a las órdenes del pueblo y a la disposición del pueblo y a la disposición de la Constitución, y de la ley de la República.

Si hay un gobierno malo que roba y que hace más de cuatro cosas mal hechas pues, sencillamente, se espera un poco y cuando llegan las elecciones se cambia el mal gobierno; porque para eso los gobiernos en los regímenes constitucionales democráticos tienen un período de tiempo limitado.  Porque si son malos, el pueblo los cambia y vota por otros mejores.

La función del militar no es elegir gobernantes, sino garantizar la ley, garantizar los derechos del ciudadano (Aplausos).

Posteriormente en una parte de su discurso del 8 de enero en La Habana Fidel dijo:

“¿quién ganó la guerra?  El pueblo, el pueblo ganó la guerra.  Esta guerra no la ganó nadie más que el pueblo —y lo digo por si alguien cree que la ganó él, o por si alguna tropa cree que la ganó ella (APLAUSOS).  Y por lo tanto, antes que nada está el pueblo.”

¿Qué quiere esto decir? Que el Ejército Rebelde estaba formado por el pueblo y fue su brazo armado y por lo tanto fue el pueblo quien GANO la guerra. Fue un cambio que hizo el pueblo para mejorar su propia situación y no una entidad independiente, una fuerza ajena y evangelizadora que vino a “liberar al pueblo cubano”.

En esa época Castro hablaba de democracia y es evidentemente que se refería a la democracia representativa que tanto repudia ahora. Sin embargo en junio de 1961, en una parte de su discurso pronunciado por Fidel Castro en el Salón de Actos de la Biblioteca Nacional ante un numeroso grupo de intelectuales cubanos, este les dijo claramente una frase histórica que definiría la actitud del régimen hasta el día de hoy, 55 años después:

"Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie."

Este párrafo encierra toda la filosofía del régimen. Aquí Fidel declara abiertamente que la “Revolución” está por encima del pueblo, que es un ente independiente que tiene “derecho a existir” y que no está dispuesto a que nadie se le enfrente. Ya no es la revolución del pueblo, ahora es la “Revolución” en si misma o dicho de otra forma es Fidel y su partido aferrados al poder.

En mi opinión creo que Fidel giro hacia el área de influencia de la URSS debido a que vio que el ordenamiento jurídico de estos países coincidía completamente con su visión de cómo regir los destinos de Cuba a pesar de todas sus promesas de democracia y libertad de los primeros meses del proceso revolucionario.

Esta frase es la definición resumida de la Dictadura del Proletariado donde el Estado se considera por encima de los ciudadanos y ¿De dónde sale este concepto de “Dictadura del Proletariado”? sale de la jerga marxista de Lenin, es decir, de la estalinizacion de la tesis Marxista en que se sumerge el régimen cubano a partir de 1961. Esta frase será la base, la idea principal de la Constitución de 1976. Dos artículos son fundamentales en este articulado: el artículo 5 y el oscuro y relegado artículo 62 que expresan claramente lo siguiente:

“ARTICULO 5. El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”

Lo primero que me salta a la vista es que Martiano y Marxista no pegan, es una contradicción porque es bien conocida la opinión de Martí con respecto al socialismo pero lo peor está en que aún se definen “estalinistas” cuando el mundo entero conoce perfectamente los actos genocidas del líder soviético y el fracaso del sistema socialista del cual Cuba formo parte.

ARTICULO 62. Ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo. La infracción de este principio es punible

Es decir, este articulo expresa claramente que no puedes ejercer tu libertad de expresión, de religión, de reunión, tu seguridad personal o el secreto de tu correspondencia si el Estado entiende que van en contra de la Constitución y por ende esos actos de “rebeldía” se convierten en figuras delictivas tipificadas en el Código Penal vigente y en las demás leyes derivadas de dicha Constitución.

Dicho en otras palabras, si consideras que el Estado restringe tu libertad de movimiento, de pensamiento, de credo, de asociación o cualquier otro que no esté en línea con la llamada “Revolución” no puedes hacer absolutamente nada para cambiarlo porque este Estado se considera “perfecto” y por encima del “pobre e ignorante” ciudadano a quien se supone que debería de obedecer y proteger.

Las únicas constituciones que han existido con este enfoque, es decir, donde el Estado está por encima del ciudadano, han sido las constituciones fascistas de Alemania, España e Italia así como las constituciones de los países otrora socialistas. Las  constituciones de estos países no eran más que copias adaptadas de la Constitución Soviética que desde 1918 hace desaparecer el concepto de “Separación de Poderes” de este documento por considerarlo un concepto burgués inadecuados para la construcción del nuevo régimen.

Cuba era parte de este bloque de países “socialistas” y adaptó también su Constitución al mismo modelo pero parece que no quiso darle mucha promoción porque escondió este enunciado casi a mitad del documento (artículo 62 de 137).

Creo que para todos está bien claro que el Estado que restringe, directa o indirectamente, las libertades fundamentales incluidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos es una Dictadura y el Articulo 62 es una prueba clara de ello.

Sin embargo este no es el único mecanismo que el régimen ha implementado para garantizar su permanencia en el poder y que le garantiza el sometimiento legal del pueblo a sus antojos bajo un marco supuestamente “legal”, este otro mecanismo que juega un papel fundamental es el Ordenamiento Político (a partir del Capítulo IX artículo 68 de la Constitución) y la Ley Electoral.

El Ordenamiento Político declara a la Asamblea Nacional como el órgano supremo del poder estatal y se sintetizan la interrelación entre cada uno de estos órganos de gobierno y cómo la Ley Electoral ayuda a mantener en un círculo cerrado el poder en manos del PCC.

El grafico que aparece a continuación explica claramente la relación entre cada uno de los eslabones de poder y el papel que cada uno juega en este esquema.

Ordenamiento Politico Cubano
Ordenamiento Politico Cubano

 Asamblea Nacional del Poder Popular

El parlamento unicameral cubano, la Asamblea Nacional del Poder Popular, es el órgano supremo del poder del Estado. Tiene las potestades constituyente y legislativa, así como la atribución de elegir a los miembros de los órganos ejecutivos, judiciales y complementarios de instancia superior.

Consejo de Estado

El Consejo de Estado es el órgano superior que representa al parlamento entre cada uno de sus periodos plenarios de sesiones. Tiene la condición de jefatura colegiada del Estado y está compuesto por su presidente (jefe de Estado y de Gobierno), un primer vicepresidente (que lo es también del Gobierno), cinco vicepresidentes, un secretario y veintitrés miembros. Este órgano tiene potestad legislativa plena, a través de decretos-leyes que deben ser ratificados por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba.

Consejo de Ministros

El Gobierno cubano, colegiado en el Consejo de Ministros es quien ostenta las funciones ejecutivas. Sus miembros son elegidos por el parlamento o por el Consejo de Estado, por tiempo indefinido e individualmente (aunque en determinadas fechas se han efectuado renovaciones mayoritarias, la última el 2 de marzo de 2009). Está integrado por el presidente y el primer vicepresidente del Consejo de Estado, por un número indeterminado de vicepresidentes.

Otros órganos

Los otros órganos superiores son el Tribunal Supremo Popular, que encabeza el cuerpo judicial único de la nación, la Fiscalía General de la República, como garante de la legalidad de los ciudadanos e instituciones, y la Contraloría General de la República, que ejerce de máximo órgano auditor de la economía y las finanzas del Estado.

Durante todos estos años, primero Fidel Castro y ahora Raúl su hermano, han sido “elegidos” al cargo de Presidente del Consejo de Estado, cargo que les da el poder absoluto sobre todo el aparato estatal del país al tener, garantizado por la Constitución, el poder legislativo, el poder ejecutivo y el poder judicial en sus manos.

¿Tiene alguna posibilidad un opositor, por muy honesto y prestigioso que sea, de llegar a uno de estos puestos a través de las urnas?

No, no tiene la más remota posibilidad porque jamás seria incluido en las lista de Candidatos a la Asamblea Nacional

Si la Ley Electoral ha sido escrita para evitar la llegada de cualquier opositor al poder, si la Constitución fue escrita para garantizar el poder en las manos de un solo hombre y esta misma Constitución declara que el Partido Comunista de Cuba es el UNICO poder real en Cuba entonces no queda otro remedio que llamar las cosas por su nombre: Cuba tiene legalmente instituido una Dictadura que se sitúa por encima del pueblo y que no tiene ni cumple con ningún principio democrático y solo provee derechos, bastante restringidos en la realidad, a aquellos que aceptan su vasallaje.

Una mentira dicha miles de veces llega a parecer una verdad pero se puede mantener engañado a todo el pueblo por un tiempo, se puede mantener engañado a una parte del pueblo todo el tiempo pero jamás se podrá mantener engañado al pueblo todo el tiempo y eso es lo que está empezando a suceder, ya el pueblo está empezando a despertar.