¡Cuando veas las barbas de tu vecino arder,…!

Son la 8.12 de la mañana, es viernes y el día es 9 de junio del 2017. Acabo de sentarme frente a mi computadora y estaba pensando sobre qué tema podría escribir. De repente la noticia de la muerte de otro joven venezolano en las calles de Venezuela salta en una de la esquina de mi monitor y decido investigar un poco sobre ello y tan pronto como hago mi primera búsqueda, me tropiezo con un artículo en un diario jamaicano (¿o será jamaiquino?) que trata sobre la última reunión del Parlamento cubano y los acuerdos aprobados.

Raul Castro en la ANPPNo es que el asunto tenga realmente algun tipo de interes para mi pero recordé todo el barullo que se formó a raíz  de terminado el VII congreso del PCC  sobre los documentos que se darían a conocer para ser discutidos y segui el link y encontré otro artículo en Granma llamado “Discurso pronunciado por Raúl en la Segunda Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular“. Decidi leerlo para ver si por fin habian decidido decir algo nuevo sobre las “reformas economica” y lo interesante aquí no es el discursos en si sino lo que expresa sobre Venezuela unos párrafos más abajo:

 En esta propia sesión y en representación de la voluntad genuina de nuestro pueblo, el Parlamento cubano aprobó una declaración de respaldo al pueblo y gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Sobre el tema, quiero enfatizar que es necesario denunciar y detener la agresión que sufre la hermana nación. Intereses políticos y económicos imperialistas tratan de impedir el ejercicio de la libre determinación por parte de su pueblo. A las arbitrarias e injustas sanciones unilaterales estadounidenses se unen la intervención en sus asuntos internos por parte de la OEA y de varios gobiernos, la difamación y la manipulación grosera de la realidad, todo ello dirigido al derrocamiento del gobierno constitucional electo por los venezolanos.

Muchos de los que lideran las protestas y reclaman reconocimiento internacional son los mismos del golpe militar del 2002, son los del golpe petrolero del 2003 y de los actos de violencia golpista del 2014.

Se intenta justificar hipócritamente la injerencia extranjera, pregonando que se quiere ayudar a los venezolanos, sin embargo, la única manera de hacerlo es mostrando con hechos el pleno respeto a la soberanía de Venezuela y alentando el diálogo constructivo y respetuoso, como única vía para encauzar las diferencias.

Si en realidad preocupan los derechos humanos y la integridad de las personas, debe condenarse inequívocamente la violencia golpista que ha causado muertos y heridos. Las imágenes de jóvenes golpeados, apuñalados y quemados vivos por violentos opositores, recuerdan los peores actos del fascismo.

Reitero nuestra solidaridad con la Revolución bolivariana y chavista, con la unión cívico-militar del pueblo venezolano y con el gobierno encabezado por el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Subrayé en rojo algunos de los pasajes que me parecieron más interesantes de esta declaración:

  • Intereses políticos y económicos imperialistas tratan de impedir el ejercicio de la libre determinación por parte de su pueblo – Los chavistas no ha podido mostrar ni una sola prueba o evidencia que involucre a Estados Unidos, ni de ningún otro país, en el desarrollo de las protestas
  • la difamación y la manipulación grosera de la realidad – Un dicho muy viejo dice que “No hay peor ciego que quien no quiere ver” y con la enorme cantidad de videos presentados por reporteros, cadenas extranjeras e individuos es imposible no darse cuenta que la violencia del gobierno es la causante de la muerte de los más de 60 muertos que han ocurridos desde que las protestas comenzaron.
  • Se intenta justificar hipócritamente la injerencia extranjera – pedir a gritos ayuda para que alguien obligue al gobierno a parar la violencia absurda que está ejerciendo contra el pueblo ¿es “justificar hipócritamente la injerencia extranjera?. El pueblo se desangra por la represión absurda del gobierno, quien miente descaradamente y viola impunemente su propia constitución y que esta renuente a cualquier dialogo que incluya la salida de Maduro del poder, entonces ¿Que quieren que hagan? ¿Dejar que sigan matando sus jóvenes en las calles? Para Raúl todo indica que es más importante el poder y sus intereses petroleros que las vidas y la tranquilidad del pueblo venezolano.
  • Las imágenes de jóvenes golpeados, apuñalados y quemados vivos por violentos opositores, recuerdan los peores actos del fascismo – En primer lugar Raúl debe cambiar de espejuelos porque este ha sido el único caso con esa características que se ha reportado en todo el pais, esta no es una práctica común y cotidiana. El joven al que se refiere Raúl se llamaba Orlando José Figuera, tenía 21 años y sufrió quemaduras de primero y segundo grado en el en el 80% de su cuerpo. El joven corrió la peor de las suertes ese sábado 20 de mayo de 2017 en Altamira, municipio Chacao del estado Miranda y desgraciadamente murio el 4 de junio del 2017. Lo que no menciona Raúl es que la propia Fiscalía General de la Republica reconoce que este hecho no fue un hecho político sino un altercado personal en el que este joven fue acusado de ladrón por su contrincante quien aprovecho los exaltados ánimos del momento y el odio existente contra la oleada de delincuencia que sufre el país para que sucediera este lamentable hecho.

Ni una palabra de condolencia para las madres que han perdidos sus hijos en esta violencia estupida, ni una palabra pidiendo que se baje la violencia verbal en la retorica oficial, ni una sola palabra para el pueblo venezolano.

Raúl tiene que saber la verdad de los que está sucediendo en Venezuela, tiene que saber que es el gobierno de Maduro el responsable de la violencia y de las muertes de más 60 venezolanos, jóvenes estudiantes la mayoría de ellos, asi que tiene que saber tambien que si aun así el “Reitera” su apoyo” a Nicolás Maduro y su mal llamada “Revolución Bolivariana” se está convirtiendo en complice de la violencia y las muertes que resulten de ahora en adelante.

Una de dos, o Raúl ya le esta patinando el coco y comienza a olvidársele las cosas o la falta de información en Cuba es más aguda de lo que me imaginaba y alcanza a hasta la gerantocracia del gobierno.

Broma aparte, creo sinceramente que este debe de estar mas asustado que despistado. El sabe que si esas imagenes se filtran para Cuba, esto pudiera comenzar a abrirles los ojos a los cubanos que no saben las diferencias economicas y politicas que existen entre los dos paises y hasta quizas esto pudiera hacer que los jovenes cubanos comiencen a cuestionarse si no es mejor arriegar sus vidas en su propia tierra luchando por una cuba distinta donde puedan lograr sus sueños sin restricciones ni imposiciones que arriesgarla en mares, selvas o montañas para llegar a un tierras extrangeras llenos de confusion e incertidumbres.

!Aunque este Castro no tiene barbas, estoy seguro de que, si las tuviera, ya las deberia de estar remojando…!