Mi irreverente opinion sobre la Disidencia Cubana III

3Conclusiones

Este escrito no tiene la intención de erigirse como una guía para la acción disidente ni mucho menos, este escrito es, en mi opinión, solo un análisis de como muchos cubanos, tanto adentro como afuera de la isla, percibimos a la disidencia cubana.

Como soy cubano, sé que muchos van a gritar y denigrar contra este escrito y atacaran mi persona SIN RESPONDER A LAS CRITICAS AQUÍ EXPRESADAS. ¿Saben por qué? porque ese es el modo de defensa que ha asumido la sociedad cubana de hoy, ya sea un funcionario del gobierno, o del partido, o un diplomático en el extranjero o un cubano cualquiera en cualquier calle de barrio o pueblo de la isla, se escudan en la descalificación y la ridiculización personal del que se atreve a criticarlos sin responder a las acusaciones hechas. Asumen las críticas como ofensas personales y aunque saben que son ciertas, no las quieren reconocer porque no aceptan que nadie los “ataquen”. El caso es aún peor cuando la crítica es hecha por alguien de “afuera”.

Como esta actitud defensiva es generalizada entre los cubanos, la situación se convierte en un círculo vicioso cuando el que critica recibe el “ataque” del criticado. Ambos se enfrascan en ataques personales de forma violenta que hace que los errores mencionados se pierdan en el calor de la pelea. La “ofensa personal” es saciada pero la forma de ayudar a la nación se pierde en batallas intrascendentes

Esa es la razón #1 de la desunión entre los cubanos.

No será hasta que aceptemos que cometemos errores y que permitamos que alguien nos los señalen, que la disidencia dará los primeros pasos para darle a los cubanos algo distinto, muy diferente a lo que se ve todos los días, ese será el día que podrán mostrarle a todos su madurez política, dignidad personal, cordura, seriedad, tolerancia e inteligencia. Será el día que el pueblo podrá pensar que quizás Uds. se merecen su confianza y su apoyo y comenzaran, finalmente, a ser tomados en cuanta por el régimen.

Sin embargo, no dejo de pensar en algo que un cubano recien llegado a Miami me comentó y que me hace preguntarme seriamente ¿Estarán pecando de ingenuos los disidentes cometiendo errores garrafales como los expuestos y ser tolerados paternalmente por el gobierno o estarán actuando premeditadamente como lo hacen para evitarse arriesgar sus vidas y seguridad personal en un enfrentamiento real con el gobierno?

¿Cuál es la verdadera razón?

No conozco la respuesta pero lo que si se es que mientras todos estos dime y diretes toman lugar entre los disidentes, la patria se ahoga y nuestra juventud se desespera mas cada dia y prefiere arriesgar sus vidas en las selvas de centroamerica o en el estrecho de la Florida y cada una de esos muertos son responsabilidad directa tanto del regimen como de la disidencia desunida .

Mi irreverente opinion sobre la Disidencia Cubana II

2En mi post anterior señalé que existen, en mi irreverente opinon ,una serie de errores que la disidencia cubana está cometiendo y que le resta impacto en la sociedad cubana

¿Cuáles son, en mi irreverente opinión, estos errores?

  1. Fraccionamiento, desunión y protagonismos personales
  2. Su alianza financiera con gobiernos extranjeros.
  3. están promoviendo el mensaje equivocado
  4. tácticas de “lucha” intrascendentes y hasta banales
  5. no saben promoverse
  6. falta de estrategia a largo plazo

¿Por qué afirmo esto? Por las siguientes razones:

Primero que todo quiero aclarar que esta lista no está en orden de importancia pero sí destacar que cada uno de ellos tienen, en un mayor o menor grado, una directa interdependencia entre sí.

1.   Fraccionamiento, desunión y protagonismos personales

Es notoria la falta de unidad entre los grupos disidentes, se sabe que existen varias decenas de agrupaciones y cada una de ellas está compuesta también por unos pocos miembros por lo que la actuación individual de estos grupos tiene muy poco impacto en la sociedad. Por otro lado lo peor del caso es casi imposible, a pesar de algunos esfuerzos realizados, de lograr que es grupos se unan en un frente común.

El gobierno ha logrado convencer a la población que esta desunión y desconfianza se debe al hecho de estos recibir pagos en dólares por cada acto público que realicen lo que les hace perder seriedad y prestigio y por ende ser vistos con desconfianza y desprecio.

El conocido también el papel que la Seguridad del Estado ha jugado en esto al infiltrar estos grupos e incitarlos a este comportamiento desorganizado y callejero. Han logrado exacerbar las desavenencias entre las diferentes agrupaciones y las actitudes personalistas en la que pareciera que todos quieren ser Caciques y nadie quiere ser Indio (y por ende tener mayor acceso a la fuente de financiamiento) y así no hay movimiento que progrese. Es evidente que aún no ha surgido un líder lo suficientemente inteligente, honesto, carismático, y confiable que sea capaz de agruparlos.

(Ver artículo EEUU pierde confianza en disidencia cubana: WikiLeaks)

Este es, en mi opinión, uno de los errores más grave que está cometiendo la disidencia cubana.

2.   Su alianza financiera con gobiernos extranjeros

En su afán de encontrar apoyo a su causa, la disidencia cubana buscó ese apoyo en diferentes gobiernos extranjeros y aceptó, de muy buena ganas, los ofrecimientos de “ayuda financiera” de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

La disidencia cubana entro ciegamente en este pacto sin pensar en sus consecuencias. Si una potencia acepta brindar su apoyo, es lógico pensar que esperen algún tipo de beneficio a cambio por lo que, antes los ojos de todos, la disidencia acepto entregar la soberanía de nuestro país a dicha potencia a cambio de unos pocos dólares y eso solo tiene un nombre. El solicitar la intromisión de una potencia extranjera en los asuntos internos de un país siempre será visto como una actitud entreguista y quienes la solicitan serán siempre vistos como mercenarios y traidores.

Yo, como cubano, estoy totalmente en contra de la actitud tomada por la disidencia cubana porque la oposición al régimen político imperante debe ser un problema a resolver por los cubanos, especialmente por los que viven en la isla, y debe ser resuelto sin la participación de terceros y mucho menos de los Estados Unidos. Nuestra tradición mambisa nos hace muy sensible a situaciones como esta por lo que con esta acción la disidencia perdió el poco prestigio y credibilidad que tenía.

Esta relación con la Oficina de Intereses de EU en la Habana le dio el motivo perfecto al gobierno cubano para acusar a la disidencia de mercenarios pagados por una potencia extranjera y lo sucedido en la Primavera Negra no fue más que la consecuencia lógica de ello.

Existen otras vías para buscar los recursos necesarios para el sustento propio y de la actividad opositora, pero son vías que conllevan a un sacrificio real y sin beneficios alguno, basado solo en el convencimiento de la justeza de la causa en las que están involucrados y me parece que no hay muchos que estén dispuestos a seguirlo.

¿Cómo lograrlo? Con solo estudiar e implementar las mismas tácticas que utilizó el movimiento rebelde para recaudar fondos y exponerlo de forma clara.

Para que la gente escuche sus argumentos, la disidencia tiene que ganarse la confianza, el respeto y la admiración de la población y eso solo lo van a lograr cuando corten sus lazos de dependencia con el gobierno norteamericano. Renunciando públicamente a esta relación la disidencia le garantiza a la población de que las acciones son basadas en convicciones honestas y por decisión propia y no inspirada en un plan de beneficio monetario.

3.   Están promoviendo el mensaje equivocado

Hasta el día de hoy, 20 de febrero de 2017, cada vez que veo los videos de los grupos opositores estos están en la calle gritando “Libertad, Libertad”, “vivan los derechos humanos” o “liberen los presos políticos”. Aunque no dejo de reconocer que hay que tener valor personal para realizar estas acciones no creo que estas consignas vayan a ayudarle mucho a ganar el apoyo popular que necesitan para el cambio ni para su causa.

¿De qué Libertad están hablando? ¿Qué son los Derechos Humanos? ¿Hay presos políticos en Cuba?

Darle respuestas a estas preguntas es a lo que deberían enfocarse a dar a conocer a la gente. No voy a ser yo desde el extranjero quien les va a decir cómo deben de hacer su trabajo, eso sería demasiada prepotencia de mi parte pero sí que el mensaje que están promoviendo se diluye con tantas repeticiones sin explicaciones. Expliquen a qué libertad se están refiriendo, si libertad de movimiento, de palabra, de agrupación, etc. Expliquen qué son los Derechos Humanos y como estos son muchos más que los que el gobierno dice asegurar. Expliquen cómo los disidentes son obligados a violar las leyes por los mecanismos que usa el gobierno para negarle las licencias para trabajar por cuenta propia o las ofertas de trabajo que nadie estaría dispuesto a aceptar.

¡No griten tanto y denle chance a la gente a ESCUCHARLOS!

Cuando sean capaces de explicar de forma clara y argumentada en qué consisten sus propuestas, por qué quieren cambiar el sistema político del país, de por qué su propuesta es mejor que el actual sistema, cuando puedan explicarle a la población de qué derechos están hablando y como la violación de esto les perjudica directamente a ellos entonces, y solo entonces, el pueblo comenzara a tomarlos en serio. Y el gobierno también porque a partir de ese momento se darán cuenta que Uds. se estarán convirtiendo en una amenaza real para ellos.

4.   No saben promoverse

La inmensa mayoría de las personas con la que he conversado sobre esto me dicen siempre lo mismo: gritar y escandalizar en medio de la calle llama la atención pero no atrae a la gente a incorporarse. La gente va más por el espectáculo de ver qué pasa que por el mensaje de los disidentes y entienden cuando le explican que los están deteniendo por alteración del orden público y no por su mensaje “contrarrevolucionario”.

Sé que en Cuba existen innumerable restricciones para todo y especialmente aquellas para evitar darle espacios a la disidencia para manifestarse pero, si realmente quieren dar una imagen pacifista y no violenta, entonces eviten darle la oportunidad a la policía para que los arresten. ¿Cómo? Eso yo no lo sé, Uds. son los que conocen mejor que yo las leyes de allá y sabrán cómo, cuándo y dónde hacerlo.

Si dejaran de escandalizar en medio de la calle gritando solo consignas y se enfocaran más en los problemas internos como seria protestar contra las leyes que afectan directamente a la población, especialmente contra todas esas leyes restrictivas que hacen el día a día tan difícil para el cubano común y corriente, quizás entonces verán que los que antes solo iban a observar el show, vayan ahora a ver cuál es el nuevo mensaje que Uds. les llevan.

Muchos dicen que su mensaje esta desvinculado con la realidad cotidiana y con los intereses de la juventud. Temas como la rebaja de los impuestos a los cuenta-propistas, depuración de las filas de inspectores para reducir la corrupción, acceso a las materias primas a precios asequibles, etc. Eso y muchos otros son los temas que se pueden enarbolar como causas que los vincularían con los problemas diarios y que son la base del cambio político que se necesita en el país.

Otros dicen que estos temas no atraen a la disidencia porque no son políticamente  interesantes para el gobierno norteamericano y por lo tanto no les reporta ningún beneficio financiero a ellos. Si estos es cierto entonces la disidencia cubana está condenada a desaparecer sin penas ni glorias. Mientras tanto, y mientras no cambien de actitud, está condenada a seguir sufriendo la burla y el desprecio del pueblo cubano.

5.   Falta de estrategia a largo plazo

Es en mi opinión que muchas de estos errores están dados porque estos grupos no tienen un plan estratégico a largo plazo que indique, de forma clara, cuál es su propósito y cómo quieren lograrlo. No explican ni destacan las diferencias entre el actual sistema y el que proponen. Si importante es destacar los errores del gobierno más importante es destacar como resolver la situación y darle esperanzas a la población de que solo con su ayuda se puede resolver los problemas.

La lista esta muy lejos de estar completa y mucho menos de ser exhaustivamente analizada y estoy seguro que muchos podran aportar muchos otros errores y razones, ya sea a favor o en contra.

En mi próximo artículo escribiré las conclusiones a las que llegué en este análisis.

Mi irreverente opinion sobre la Disidencia Cubana I

1 Para empezar debo declarar que llevo un montón de años viviendo fuera de Cuba pero me mantengo actualizado de lo que sucede en la isla con lo que me cuentan mis amigos y familiares que van de visita a la isla, a través de las llamadas a la familia que aún queda y por los relatos de los recién llegados. Por extraño que parezca a veces me sorprendo de que debido a esta variedad de fuentes de información, estoy mejor informado que muchos recién llegados.

A pesar de esta limitada información hay algo en lo que casi todos coinciden y es que la situación económica y social del país es cada día peor, de que a pesar de las magras reformas que se han intentado implementar nada cambia en realidad y la inmensa mayoría de la población está descontenta.

Un europeo o un latinoamericano pensarían que en estas condiciones sería lógico que ese descontento se manifestase de alguna manera visible pero los que hemos vivido la mayor parte de nuestras vidas en la isla sabemos que eso no funciona así allá. Es tal el nivel de desilusión y desconfianza en las instituciones que el cubano ha optado por practicar una “doble moral”, es decir, decimos una cosa delante de los funcionarios del gobierno o del partido y otra totalmente distinta cuando estamos en confianza entre amigos y familiares.

La única vía que la inmensa mayoría de los cubanos creen que pueden resolver su situación es a través de la emigración, especialmente hacia los Estados Unidos. Los cubanos prefieren, paradójicamente, arriesgar sus vidas en ese intento que enfrentarse al régimen. ¿Por qué? Creo que es porque el cubano ha sido programado para esperar todo del gobierno y no cree en la posibilidad de cambios, han visto transcurrir más de 50 años sin que suceda nada y que todos los intentos terminen en fracaso

Sin embargo si existe un grupo de personas que si han tenido el valor (o al menos el incentivo) de enfrentarse al régimen y salir a las calles a demandar cambios pero desgraciadamente este grupo de disidentes no han sabido, según mi opinión muy personal, trazarse una estrategia coherente para realizar dicha oposición.

No es mi intención aquí analizar la historia del movimiento disidente dentro de la isla pero si es mi intención explicar porque creo que son tan inefectivos en su labor. Es increíble que cuando pregunto a los recién llegados qué saben sobre la disidencia en su barrio o ciudad, la respuesta es casi siempre la misma: NADA o muy poco.

Para ser honesto yo tampoco los conozco bien aunque hay algunos nombres que resaltan por la frecuencia que hablan de ellos en los medios aquí en Miami pero lo que sí sé es que la disidencia cubana tiene problemas para comunicar su mensaje y de impactar la sociedad cubana con fuerza.

Creo que esto se debe a que la disidencia está cometiendo varios errores garrafales que limitan considerablemente su influencia en la sociedad cubana, errores que pasaremos a analizar en el proximo articulo